Crear alternativas y beneficiar del cambio del dinero

Un sistema financiero con un potencial de profunda crisis y el cambio en nuestro sistema monetario, dos aspectos decisivos para la aparición de V-Coins como moneda alternativa, de orientación global y sin intereses. Además, en el nuevo entorno de mercado de divisas criptográficas creado a partir de 2009, apenas existen soluciones que cumplan los requisitos de funcionalidad de una moneda alternativa real.

Cuando se creó la primera moneda criptográfica en 2009 con el lanzamiento de Bitcoin, casi nadie era consciente de la importancia de este nuevo desarrollo. Actualmente se puede ver una clara tendencia de crecimiento, pero hay que observar el mercado desde varios puntos de vista. Contamos con unas 1’000 monedas, que se definen a sí mismas como moneda, pero están estructuradas de manera diferente. Además, hay alrededor de 3.000 monedas, que están relacionadas con un programa de tecnología Blockchain u otros modelos de negocio.

Con V-Coins nos estamos posicionando claramente en el área de un concepto de moneda con una estrategia de desarrollo de mercado sosteniblemente efectiva. Eso hace la diferencia. Con nuestro concepto, nos dirigimos a las personas que reconocen las oportunidades de una criptomoneda, pero aún reclaman aspectos clásicos de una moneda y una estrategia de marketing.